El observatorio espacial Kepler vuelve a la caza de planetas extrasolares a pesar de estar en las últimas

Lanzado el 7 de marzo de 2009 para una misión de tres años y medio el observatorio espacial Kepler no sólo la cumplió con creces sino que los miembros de su equipo encontraron la forma de seguir utilizándolo aún después de que fallaran dos de sus cuatro ruedas de reacción. Seguir leyendo El observatorio espacial Kepler vuelve a la caza de planetas extrasolares a pesar de estar en las últimas

Paul Alexander: 64 años en un pulmón de acero por culpa de la polio

Paul Alexander tenía seis años cuando enfermó de polio en 1952. Al cabo de cinco días lo había perdido todo, como él mismo dice, pues ya no se podía mover, andar y ni tan siquiera respirar , ya que su diafragma dejó de funcionar. Con el tiempo aprendió a forzar la respiración con los músculos del tórax pero esto es agotador, así que apenas puede hacerlo durante un rato. Seguir leyendo Paul Alexander: 64 años en un pulmón de acero por culpa de la polio

La NASA «resucita» el telescopio espacial Kepler

Las ruedas de reacción del Kepler son los cilindros negros que se ven en la imagen; funcionan como giróscopos – Ball Aerospace Cuando en mayo de 2013 falló la segunda de las ruedas de reacción que permitían mantenerlo estable en el espacio, y tras los pertinentes intentos para recuperarlo, la NASA decidió poner fin a la misión del telescopio espacial Kepler en agosto, pues en esas condiciones no era capaz de apuntar con la precisión necesaria al segmento del cielo que estaba diseñado para estudiar a la caza de planetas extrasolares . Pero sin embargo el personal de la misión no se rindió y le propuso a la NASA una segunda misión para Kepler, conocida como K2 o Second Light , Segunda Luz. Seguir leyendo La NASA «resucita» el telescopio espacial Kepler

Dentro del observatorio aerotransportado SOFIA

Ya hemos hablado en varias ocasiones de SOFIA ,el Observatorio Estratosférico para la Astronomía Infrarroja, que no es ni más ni menos que un telescopio refractor de 2,5 metros montado en un Boeing 747SP convenientemente modificado. SOFIA en vuelo con la puerta del telescopio abierta En este vídeo –en inglés pero con subtítulos que no funcionan del todo mal con la traducción automática– se hace un repaso a cómo funciona, desde la planificación de las misiones al cambio de instrumentos según lo que se vaya a observar, a los equipos de gente involucrada. La gran ventaja de SOFIA es que es capaz de volar sobre las nubes, de desplazarse a casi cualquier lugar del mundo desde el que se pueda observar un fenómeno interesante, y, sobre todo, que vuela por encima del 90 por ciento del agua que hay en la atmósfera, que es la enemigo número uno de las observaciones en infrarrojos y uno de los motivos por los que es necesario enviar telescopios al espacio . Seguir leyendo Dentro del observatorio aerotransportado SOFIA

Así son las tripas del telescopio aerotransportado SOFIA

SOFIA , el Stratospheric Observatory For Infrared Astronomy , es un telescopio verdaderamente peculiar porque va montado en un Boeing 747SP modificado para servirle de plataforma a unos 12 kilómetros de altura. Allí arriba está por encima de la mayor parte del vapor de agua que hay en la atmósfera, por lo que SOFIA puede observar aproximadamente el 85% del espectro infrarrojo, bastante más de lo que pueden observar otros telescopios a ras de suelo aunque estén en lo alto de una montaña Seguir leyendo Así son las tripas del telescopio aerotransportado SOFIA