Por qué Spacewar, un juego, está entre el software más importante desarrollado en los años 60

Este pequeño vídeo de la Long Now Foundation cuenta unas cuantas cosas interesantes sobre la relevancia de Spacewar (1962) en la historia de los videojuegos y la informática. Los protagonistas son Steven Johnson (divulgador y teórico de los medios) entrevistado por Steward Brand (creador de The WELL , una de las primeras BBS de la era pre-Internet.) Spacewar –que se disputa el puesto de videojuego más antiguo con Tennis for Two – fue el primer juego desarrollado por los hackers del MIT para el nuevo y flamante PDP-1 que llegó a sus instalaciones. Ese ordenador estrenaba un curioso dispositivo: una pantalla (hasta entonces los datos se obtenían principalmente en papel o mediante lucecitas) Seguir leyendo Por qué Spacewar, un juego, está entre el software más importante desarrollado en los años 60

PocketSprite es una Game Boy del tamaño de un llavero en la que puedes jugar a videojuegos retro

Pocket Sprite es “la videoconsola portátil más pequeña del mundo”. Tanto que parece complicado jugar con ella a pesar de que está diseñada para ser “altamente jugable”, fácil de usar y fácil de actualizar. Mediante emulación permite jugar a los videojuegos clásicos de Nintendo para las Game Boy y Game Boy Color y de Sega para Sega Master System y Game Gear, pudiendo añadir y quitar títulos con un par de clics desde el navegador web de un ordenador conectado vía wifi con Pocket Sprite Seguir leyendo PocketSprite es una Game Boy del tamaño de un llavero en la que puedes jugar a videojuegos retro

Una recreación de uno de los «juegos» de Star Trek en las Hololens, sensor biométrico incluido

Utilizando una combinación de las Hololens de Microsoft y un pequeño sensor biométrico de estrés Robert Burke ha recreado una versión «jugable» de uno de los más viciosos videojuegos jamás inventados en nuestra galaxia, el que aparece en el episodio The Game (5×06) de Star Trek: La nueva generación . Seguir leyendo Una recreación de uno de los «juegos» de Star Trek en las Hololens, sensor biométrico incluido

Catálogo de la exposición M.C. Escher en el Palacio de Gaviria de Madrid

La amable gente de comunicación y redes que lleva la exposición de Escher en el Palacio de Gaviria de Madrid que estuve visitando hace unos meses –sigue hasta finales de septiembre abierta al público, así que si no has ido ya estás tardando– tuvo la amabilidad de enviarme el catálogo oficial editado por Arthemisia para el evento. Se trata de un magnífico volumen en tapa dura de 224 páginas y papel de buen gramaje que recopila tanto los trabajos de M.C. Escher como el resto de obras inspiradas por el autor que están en la exposición Seguir leyendo Catálogo de la exposición M.C. Escher en el Palacio de Gaviria de Madrid

Un generador de teselaciones

Este generador de teselaciones de Sam Gratrix permite juguetear con decenas de variables con las que crear teselaciones que rellenan el plano de forma regular – sin dejar espacios y sin que las formas se superpongan. Esta técnica es uno de los motivos que más inspiraron M.C. Escher , que utilizó teselaciones triangulares, cuadradas, hexagonales y de muchas otras formas, principalmente animales y personajes que se retuercen unos entre otros Seguir leyendo Un generador de teselaciones

Fragments of Euclid, un juego en los dominios de M.C. Escher

Investigando algo más sobre la influencia de M.C. Escher y los videojuegos me encontré con el estupendo Fragments of Euclid , una reciente creación indie de @Nusan_fx que te teletransporta al interior de un cuadro de Escher en un juego de laberintos, puzles lógicos y descubrimiento. Utilizando ideas escherianas de litografías como Relatividad , la estrambótica Casa de escaleras o las perspectivas imposibles de Cóncavo y convexo , Fragments of Euclid emplea las mismas texturas de lápiz y el blanco y negro para homenajear al autor Seguir leyendo Fragments of Euclid, un juego en los dominios de M.C. Escher

La inteligencia artificial de Microsoft logra una partida perfecta en Ms. Pac‑Man

999.990 puntos es la máxima puntuación que se puede hacer en el videojuego Ms. Pac-Man , una versión posterior más compleja del juego original de Atari que se lanzó en 1981 Seguir leyendo La inteligencia artificial de Microsoft logra una partida perfecta en Ms. Pac‑Man

Porsche muestra su 911 más salvaje en la convención de videojuegos E3

El Porsche 911 GT2 RS con motor boxer de seis cilindros biturbo de 3,8 litros es el 911 más potente y la variante con turbo más radical del mítico deportivo. Aunque todavía no hay cifras formales (en la presentación se pudo ver el coche por primera vez, pero no se dieron especificaciones), se especula con que el 911 GT2 RS tiene unos 640 o 650 CV de potencia en el eje trasero y 750 Nm de par, inyección de agua (en la mezcla de aire y combustible para rebajar su temperatura, evitar el encendido prematuro de la mezcla y obtener más potencia) y cambio de marchas PDK, además de una estética acorde a sus prestaciones Seguir leyendo Porsche muestra su 911 más salvaje en la convención de videojuegos E3

El arte de Escher recreado matemáticamente mediante programación y geometría

En las obras de M.C. Escher hay mucha matemática y geometría, pero un poco paradójicamente el propio Escher no se consideraba un gran conocedor de las matemáticas . Reconociendo sus propias limitaciones en más de una ocasión recurrió a la exploración autodidacta, a inspirarse en las matemáticas de otros (como Roger Penrose y sus figuras imposibles ) y a consultar a conocidos para analizar lo que surgía de su mente con más detalle e indagar cómo desarrollar nuevas obras. Seguir leyendo El arte de Escher recreado matemáticamente mediante programación y geometría

Spacewar y otros programas en un PDP‑1 restaurado

En el Computer History Museum de Mountain View, California, han restaurado pacientemente un PDP-1, el primer ordenador construido por DEC allá por 1959. Los detalles sobre la restauración de esta increíble máquina son bastante sorprendentes y están resumidos en este vídeo de menos de tres minutos Seguir leyendo Spacewar y otros programas en un PDP‑1 restaurado