Accesorios para la gente paranoica

Este curioso proyecto de Katja Trinkwalder y Pia-Marie Stute se llama accesoires for the Paranoid y es un proyecto medio artístico, medio tecnológico, medio irónico acerca de la seguridad de nuestros datos y la privacidad en el siglo XXI. Son pequeños gadgets que se instalan junto a ordenadores y dispositivos para generar señales falsas sobre nuestra presencia y costumbres: La Internet de las cosas nos ha traído un nuevo tipo de objetos cuya funcionalidad depende de recolectar información personal (…) Nos hemos acostumbrado a la fórmula de intercambio de «servicios gratis a cambio de nuestros datos personales» (…) Pero si los intentos por restringir nuestro flujo de datos personales nos llevan a limitar el uso de esos servicios y productos ¿acaso no tendremos más opción que obedecer y compartirlos Seguir leyendo Accesorios para la gente paranoica

Robonaut será enviado de vuelta a casa para ser reparado y actualizado

. @Astro_sabot and I packed up Robonaut for return to Earth for repairs and refurb. Seguir leyendo Robonaut será enviado de vuelta a casa para ser reparado y actualizado

Una tipografía con variaciones aleatorias que simula una máquina de escribir vieja

Esta tipografía llamada simplemente Typewriter y que funciona solamente en el sistema de composición de textos LaTeX es un poco diferente: cada letra sufre ligeras variaciones de forma aleatoria a lo largo del documento, simulando lo que sucedía en las máquinas de escribir antiguas. La tipografía en que está basada es Computer Modern Unicode Typewriter (OpenType), un tipo de letra monoespaciado similar a Courier Seguir leyendo Una tipografía con variaciones aleatorias que simula una máquina de escribir vieja

Drones: aprender a volar fostiándose

Este planteamiento relativo al aprendizaje automático aplicado a los drones caseros es cuando menos interesante y diferente . En vez de diseñar complejos algoritmos parara evitar colisionar con los objetos que pueda encontrarse en su camino, en la Instituto de Robótica de la Carnegie Mellon han elegido el camino inverso: obligar a chocharse miles de veces a un dron para que aprenda de sus errores Seguir leyendo Drones: aprender a volar fostiándose