Un sensor dañado durante el ensamblado del cohete provocó el fallo del lanzamiento de la Soyuz MS–10

La comisión encargada de investigar la causa del fallo del lanzamiento de la cápsula tripulada Soyuz MS-10 ya ha emitido su informe. Su conclusión es que el fallo se produjo porque durante el ensamblado del cohete Soyuz FG que la lanzó el sensor de separación del propulsor lateral D resultó dañado. En condiciones normales los propulsores laterales caen por su propio peso en cuanto se paran sus motores, pues unos instantes antes se han soltado sus sujeciones inferiores y la parte de arriba no va sujeta sino encajada en el núcleo del cohete, un poco como la cabeza del fémur en la cadera, con lo que se desliza fuera de su receptáculo gracias a la fuerza de la gravedad. Seguir leyendo Un sensor dañado durante el ensamblado del cohete provocó el fallo del lanzamiento de la Soyuz MS–10