Ya es oficial: los débiles humanos no pueden con los robots

…De repente lo vi claro. El Terminator nunca se detendría.

Sarah Connor,
Terminator 2 (1992)

El perro robot SpotMini ha aprendido a abrir puertas incluso si un humano trata de impedírselo: el robot cuadrúpedo se la apaña para abrir la puerta a pesar de que un humano trata (más o menos) de evitarlo golpeándole con palo de hockey, sujetando la puerta o tirando del robot hacia atrás.

Según Boston Dynamics se trata de una prueba de la capacidad de SpotMini para adaptarse a las interferencia mientras cumple su misión de abrir y cruzar una puerta. Al parecer (según Boston Dynamics), una persona que no aparece en el vídeo lleva al robot ante la puerta, le señala el picaporte de la puerta y le da la orden de abrirla.

A partir de ahí el robot funciona de forma autónoma: la cámara en la quinta pata identifica el picaporte, otras cámaras del robot determinan si la puerta está abierta o cerrada y todo el robot se pone en marcha para abrir la puerta y cruzar por ella. “Esta capacidad para tolerar y sortear las interferencias (en forma de empujones, tirones y golpes del humano) mejora el funcionamiento del robot en circunstancias adversa, propias del mundo real.

Y también según Boston Dynamics “esta prueba de resistencia no molesta ni tampoco hace daño al robot.” Ya veremos si el robot perdona y olvida.

Volver a ver después la versión “trabajo en equipo” resulta si cabe más inquietante,

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*