Una pistola-cañón hecha con un bote de Pringles que dispara tapas de plástico y bolas de papel aluminio

En Hacktuber tienen este proyecto «100% niños y niñas, no hagáis esto en casa» es básicamente una pistola-cañón estilo Flash Gordon que combina muchos elementos hackeriles. Entre ellos, grandes clásicos de los inventores locos: un bote de Pringles (grandes inventos llevan uno), componentes raros que se compran en eBay y cosas como un spray de gas butano que como es muy reactivo no se debe usar. El resto son cables, un pulsador y una pequeña batería.

Parte de la gracia del asunto es un componente llamado «bobina de encendido de inversión de alta frecuencia» (o algo así) que se compra en eBay por dos euros y suena muy a «condensador de fluzo»; es parecida a la que se utiliza en los coches. Se usa para hace saltar una chispa elevando el voltaje y creando un pequeño arco. Si dentro de la lata se ha aplicado previamente el spray con una cantidad mínima de gas, entonces ¡Zas! la combustión hace saltar la tapa de plástico por los aires, aunque la verdad no parece que con mucha fuerza. En cualquier caso no hay que fabricar este cañón –mejor simplemente ver el vídeo– porque si alguien se pasa con el spray el bote puede salir ardiendo y ya se habrá liado parda.

Otra opción como bonus, como enseñan al final del vídeo, es preparar una gigantesca bola de papel aluminio, que es relativamente blandita y ligera, y meterla en el cañón –en la posición adecuada– para lograr que salga disparada. Todo el montaje es tan cutre como se ve en el vídeo, con cables colgados, piezas sujetas con pegamento e imprecisiones varias. Pero el aspecto de la pistola, convenientemente pintada, podría ser impresionante.

Recordatorio: «niños y niñas, no hagáis esto en casa»

(Vía The Awesomer.)

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*