Un robot en miniatura que se desplaza impulsándose con cohetes (como Iron-Man pero sin arrogancia)

Your ads will be inserted here by

Easy AdSense.

Please go to the plugin admin page to paste your ad code.

Su nombre completo es Distance Control of Rocket-propelled Miniature Exploration Robot (Robot explorador en miniatura que se impulsa con cohetes a distancias controladas) y ha sido diseñado y contrsuido por investigadores de la agencia espacial japonesa (JAXA).

El uso de cohetes de combustible sólido tiene como ventajas que son fiables, simples y eficientes a pequeña escapa, siempre y cuando “estés preparado para controlar una gran cantidad de impulso de una vez y fin”, explican en IEEE Spectrum. Controlar el impulso es uno de los problemas de los cohetes de combustible sólido que son un poco “binarios” en este sentido: una vez encendidos entregan toda su potencia de forma constante “la quieras o no y no siempre dirigida de la manera en la que querrías” y no hay forma de aumentar o de reducir la cantidad de empuje (acelerar o enlentecer).

El salto de este robot de nombre infinito se controla mediante un giroscopio que minimizar los giros indeseados durante el vuelo propulsado con los cohetes y mantiene el vuelo recto. Para la precisión del aterrizaje el robot dispone de retrocohetes o cohetes de frenado que se encienden para modificar la trayectoria y que el robot aterrice en el lugar deseado, tal y como se ve en el vídeo — en la segunda parte del vuelo parabólico. “Lo malo es que el robot sólo tiene una oportunidad ya que, al dispone de un único cohete puede saltar una vez y ninguna más”.

Sin embargo puede resultar útil en la exploración de otros planetas. Por ejemplo si viajan varios de estos robots en una sonda desde las cuales son disparados en diversas direcciones. El impulso que proporciona el cohete supone que el robot puede dar un salto de 30 metros aquí en la Tierra, que serían unos 200 metros en la Luna por la menor fuerza de gravedad de allí y más todavía en cuerpos con una gravedad más débil, como un asteroide o lunas de menor tamaño. Además, una vez el robot vuelve a caer a tierra conserva cierta movilidad haciendo girar y deteniendo la rueda de inercia, tal y como se muestra al comienzo del vídeo.

Más en A Rocket-Propelled Miniature Robot for Planetary Exploration.

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*