Un microrobot del tamaño de un insecto que vuela sin baterías

El microrobot RoboFly tiene el tamaño de un insecto. Ha sido diseñado por un equipo de investigadores de la universidad de Washington y tiene la particularidad de que obtiene la energía para funcionar desde una fuente de alimentación externa.

Para conseguir su reducido peso y dimensiones estos microrobots carecen de baterías. En su lugar disponen de un diminuto panel solar que capta el haz de un luz láser invisible. El panel solar convierte la luz en la electricidad necesaria para hacer funcionar la electrónica y las alas de los robots.

Según el profesor Paul G. Allen, de la universidad de Washington “esta es la manera más eficiente de transmitir rápidamente mucha energía a RoboFly sin añadir demasiado peso.” Para batir las alas RoboFly necesita 240 voltios, que se obtienen del panel solar

RoboFly 0092 web 750x500
El tamaño de RoboFly comparado con el tamaño de una mosca real. Fotografía: Mark Stone/University of Washington.

Según sus desarrolladores los robots voladores del tamaño de un insecto (o ligeramente más grande) pueden ser útiles en tareas como la vigilancia y el estudio de los cultivos o la detección de fugas de gas, con la ventaja, respecto a los drones, por ejemplo, de su menor coste y mayor discreción. Su pequeño tamaño además les permite volar en lugares estrechos e inaccesibles para los drones, de mayor tamaño.

Podrías comprar una maleta llena de estos robots, abrirla y que vuelen por todo un edificio en busca de fugas de gas, por ejemplo. Si estos robots pueden facilitar la detección de fugas es mucho más probable que se reparen, lo que reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero. Esta aplicación está inspirado en las moscas reales, que son muy buenas volando en busca de cosas malolientes. Así que creemos que esta es una buena aplicación para nuestro RoboFly.

Aunque liberado de los cables que le proporcionaban energía en versiones anteriores, de momento RoboFly sólo puede volar cuando el láser alcanza directamente el panel solar fotovoltaico. Cuando queda fuera del alcance de láser se queda sin energía y aterriza.

En el futuro los investigadores confían en que un sistema de seguimiento automático mantenga el láser dirigido en todo momento hacia el robot, aunque esta idea en principio parece contradecirse con la posibilidad de usar estos robots en interiores o en lugares estrechos e inaccesibles.

Más: The first wireless flying robotic insect takes off.

Relacionado,

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*