Un análisis de datos históricos acerca de Bitcoin, Ethereum y otras 1.200 criptodivisas

Your ads will be inserted here by

Easy AdSense.

Please go to the plugin admin page to paste your ad code.

Ethereum bitcoin

Sarah Pan ha hecho un estupendo análisis del estado actual de la «fiebre del oro» de las criptodivisas en un artículo en el que ha extraído de diversas bases de datos todos los historiales disposibles y los ha cotejado con los hechos más relevantes durante los últimos años en tan complejo sector.

El texto se puede leer completo en el blog de Timescale, una herramienta SQL especialmente pensada para series históricas de datos: Analyzing Ethereum, Bitcoin, and 1200+ other Cryptocurrencies using PostgreSQL. Aunque es un tanto farragoso esto sería lo más destacable, junto con algunos otros enlaces y referencias que he encontrado por ahí:

  • La fiebre del oro es bastante palpable, con hechos como que nace más de una nueva criptodivisa casi cada día (en las llamadas ICO, initial coin offering, algo en cierto modo equivalente a las «salidas a bolsa» u OPV, ofertas públicas de venta).
  • Tan claro es el boom que efectivamente quien hubiera invertido ‑y guardado pacientemente– 100 dólares en Bitcoin hace 7 años (2010) tendría unos 5 millones de dólares a día de hoy.
  • Las criptodivisas conforman un mercado global, pero si en Bitcoin se invertía casi únicamente en dólares hasta 2014 pronto los yuanes chinos tomaron la delantera (probablemente debido a su devaluación). En 2017 el Banco Popular de China reforzó la regulación al respecto y entonces fue Japón quien pasó a liderar el volumen de transacciones, por encima tanto de China como de los Estados Unidos. (En Japón el Bitcoin se considera una «divisa legal»).
  • Una escalada similar se ha visto en Ethereum, la segunda criptodivisa por volumen que ha sufrido el mismo efecto explosivo pero en menos tiempo: en su primer año ya superaba a Bitcoin en crecimiento (530%) y el año pasado se apuntó otro 200%.

Cripto Marketcap

  • El mercado se ha transformado en cierto modo de un mundo para inversores en criptodivisas en también una oportunidad para creadores de nuevas criptodivisas. Las más de 1.200 ya existentes son un ejemplo claro, así como la semana del 25 de mayo en la que aparecieron 300 nuevas criptodivisas en menos de siete días.
  • En la larga cola de las criptodivisas [gráfico] sigue liderando Bitcoin (BTC) seguida por Ethereum (ETH) y a continuación un grupo más amplio con Litecoin (LTC), Ripple (XRP) y Ethereum Classic (ETC). Litecoin es casi idéntica a Bitcoin; algunas de las otras tienen usos específicos y ciertas mejoras y diferencias técnicas (como Ripple), pero algunas como Ethereum podrían acabar complementando o reemplazando prácticamente a Bitcoin con el paso tiempo.
  • A día de hoy es relativamente fácil comprar y vender bitcoins y también ethereum y otras criptodivisas; basta hacerlo a cambio de dólares o euros – al menos para volúmenes razonables. Digamos que tiene la misma dificultad –más o menos– que si decidieras comprar monedas de oro o acciones de Tesla, Inc.: disponer del dinero, una cuenta de banco, acudir a un mercado probablemente extranjero en el que comprar y vender, identificarse de forma fiable, hacer las transacciones, pagar comisiones, declarar los importes por aquello de los impuestos… Pero no son operaciones imposibles.
  • Bitcoin vs. Ethereum. En muchos sitios se habla de esta relación amor-odio que parte de una misma base (la tecnología blockchain) y se hace el –probablemente inapropiado– símil entre lo que sucedió con el VHS y el Betamax, o entre el VHS y los DVD… Pero a día de no está del todo claro qué podría suceder. Un buen artículo al respecto: Ethereum: The not-Bitcoin cryptocurrency en Mashable.

Relacionado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*