Tungsteno o wolframio y las «guerras» de los nombres de los elementos

Your ads will be inserted here by

Easy AdSense.

Please go to the plugin admin page to paste your ad code.

Wolframio

Hasta hace poco creía que tanto tungsteno como wolframio eran nombres válidos para el elemento número 74 de la tabla periódica. Pero resulta que desde la edición de 2005 del Libro rojo de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada en el que se recogen los nombres de los elementos eso no es así: el nombre «oficial», al menos según la IUPAC, es tungsteno, a pesar de que el símbolo sigue siendo la W.

Pero según la Wikipedia:

La palabra tungsteno procede del sueco; tung se traduce como “pesado” y sten, “piedra”, es decir, “piedra pesada”. El vocablo se debe al mineralogista sueco Axel Fredrik Cronstedt, descubridor del níquel, quien incluyó una descripción de este mineral desconocido en su libro “Ensayos de Mineralogía” de 1758. En la versión inglesa, de renombrado prestigio académico en la época, se mantuvo la palabra tungsten, lo que explica su popularidad en el mundo anglosajón.

La palabra wolframio procede de las alemanas wolf y rahm, pudiendo significar “poco valor”. También se traduce como “Baba de Lobo” en referencia a las supersticiones de los mineros medievales sajones que creían que el diablo se aparecía en forma de lobo y habitaba las profundidades de las minas corroyendo la casiterita con sus fauces babeantes. Este metal aparecía mezclado con el ácido de otro desconocido —wolframio— que actuaba corroyéndolo.

Esta es una decisión que revierte la que la IUPAC había tomado en su decimoqunta conferencia, celebrada en Ámsterdam en 1949, en la que había acordado que el nombre oficial era wolfram, el que le pusieron los hermanos Delhuyar, los primeros en aislarlo.​

Así que es una decisión que no ha caído precisamente bien entre los miembros hispanoparlantes de la IUPAC ni por los organismos cuya lengua es el español; hasta la Real Academia de la Lengua ha decidido que en la próxima edición de su diccionario tomará como forma preferida wolframio en lugar de tungsteno.

Pero investigando esto he descubierto que el wolframio no es, ni mucho menos, el único elemento sobre cuyo nombre hay polémica.

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*