Tomar tierra sin tren de aterrizaje a veces es la mejor opción para una avioneta en apuros

Your ads will be inserted here by

Easy AdSense.

Please go to the plugin admin page to paste your ad code.

Este vídeo bastante completo muestra cómo una avioneta Piper PA-23 Aztec toma tierra sin tren de aterrizaje cuando tras varios intentos no consiguen que bajarlo debido a un problema hidráulico. Por suerte el aterrizaje fue perfecto y nadie salió herido – con la única excepción de la panza de la avioneta que debió quedar un tanto «magullada».

Tal y como puede verse en la transcripción cuando el piloto declara emergencia porque «el tren de aterrizaje se niega a bajar» lo mantienen a 1000 pies de altitud y le piden que sobrevuele el centro de control para echar un vistazo con los prismáticos, algo que suele ayudar, pero le responden «sabemos que no ha bajado».

Entonces calculan que con los 90 galones de combustible que llevan tienen combustible para unas 5 horas y dedican un buen rato a hacer pasadas mientras los mecánicos les van dando indicaciones sobre posibles remedios. Llegan a realizar operaciones manuales con el sistema hidráulico hasta que una de las ruedas baja un poco, pero nada más. Así que finalmente dicen «la verdad, preferiría subirla e intentar aterrizar sin ninguna de ellas».

Tras hacer algunos acercamientos «de prueba» a modo de ensayo finalmente todos los camiones de bomberos y ambulancias se ponen en posición. Entonces proceden a intentar el aterrizaje apurando la pista al máximo para que la velocidad al tocar tierra sea la más baja posible – cortando previamente la potencia a los motores. Una buena «rascada de panza» y listo: los dos tripulantes abandonan la avioneta por patas por si ocurre algo inesperado. Bien salvada la situación.

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*