Todo listo para el lanzamiento del satélite medioambiental Sentinel-3B

La plataforma de lanzamiento vista desde el espacio

Todo está listo en el cosmódromo de Plesetsk en Rusia para que un cohete Rockot ponga en órbita el satélite Sentinel-3B del programa Copérnico. Se colocará en órbita a 180 grados del Sentinel-3A, lo que reducirá a la mitad el tiempo necesario para volver a obtener mediciones de un punto dado.

Antes de ser encapsulado - hay un técnico al lado que le da escala a la foto

Es un gemelo del 3A, así que tiene el mismo objetivo, que es el de medir la temperatura de la superficie terrestre y marina, así como su color, lo que sirve para monitorizar distintos ecosistemas, estudiar el rendimiento de los terrenos cultivados, y medir la cantidad de fitoplancton que hay en el mar. También lleva un par de sensores especializados en detectar incendios y medir el calor que emiten. También es capaz de medir la altura de la superficie del mar, ríos, lagos, y capas de hielo así como la velocidad del viento sobre los océanos.

El lanzamiento está previsto para las 19:57, hora peninsular española, del 25 de abril de 2018 y se podrá seguir en directo en ESA TV.

El Sentinel-3B en órbita

El Sentinel-3B es el séptimo satélite de la constelación Sentinel, que ya tiene en servicio los Sentinel-1A y 1B, 2A y 2B, el ya mencionado Sentinel-3A y 5P. Está diseñado para durar al menos siete años, aunque lleva combustible para doce.

***

European Data Relay System con dos nodos

Los satélites Sentinel son por ahora los principales «clientes» del European Data Relay System o Sistema de Retransmisión de Datos Europeo, que mediante conexiones láser permite a sus satélites en órbita baja terrestre comunicarse con las estaciones de tierra durante más tiempo en cada una de sus órbitas ya más velocidad.

Terminal láser EDRSPara ello cuenta –por ahora– con un terminal bautizado como EDRS–A, que en realidad es un terminal del sistema que va montado en el satélite de telecomunicaciones Eutelsat 9B, que está en órbita geoestacionaria. Ese terminal recibe los datos de los Sentinel mediante láser y que los retransmite a Tierra por radio. En 2019 está previsto el lanzamiento del EDRS-C, un satélite dedicado.

Al estar en órbita geoestacionaria –a unos 36.000 kilómetros de altitud– los satélites Sentinel lo ven durante más tiempo que a las estaciones de comunicaciones en tierra; de ahí que puedan transmitir datos durante má tiempo.

Instalación del terminal EDRS en el Eutelsat–9B
Instalación del terminal EDRS en el Eutelsat–9B – Airbus Defence and Space SAS

Cuando los dos satélites EDRS estén en servicio se el sistema podrá retransmitir a tierra hasta 50 terabytes de datos cada día, incluyendo los que se reciban del laboratorio Columbus de la Estación Espacial Internacional, que también está previsto que vaya a utilizar el sistema.

Airbus, que es quien opera el EDRS, no descarta añadir al menos otros dos satélites más en el futuro.

Relacionado,

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*