SpaceX tiene casi listo el lanzamiento de los primeros 60 de casi 12.000 satélites Starlink

Los satélites antes de cerrar la cofia
Como sardinas en lata comparados con Starman y su coche – Elon Musk

A falta de la prueba estática del cohete que los pondrá en órbita SpaceX tiene todo listo para el lanzamiento de la primera tanda de satélites Starlink. Se trata de ni más ni menos que de 60 satélites de su futura constelación que tiene como objetivo dar acceso a Internet en zonas del mundo en las que no hay servicio o en las que este es deficiente pero sin descartar dar servicio también a zonas urbanas.

La constelación completa estará constituida, al menos según los planes de SpaceX, por casi 12.000 satélites que operarán en tres altitudes distintas: 340, 550 y 1.150 kilómetros. Unos 7.500 irán en la de 340 kilómetros, unos 1.600 en la de 550, y el resto, unos 2.800, en la de 1.150. Ese elevado número de satélites es necesario para mantener cobertura constante sobre todo el planeta. Y aunque con satélites en órbitas más altas necesitarían menos unidades el problema es que cuanto más arriba los colocas peores son los retardos de la red; por eso SpaceX ha optado por órbitas tirando a bajas.

Los de este primer lanzamiento están destinados a la órbita de 550 kilómetros de altitud, que según los planes terminará poblada por 1.584 satélites en 24 órbitas inclinadas 53 grados respecto al ecuador. Esto permite dar cobertura a la mayoría de las zonas pobladas del mundo. Más adelante habrá lanzamientos a órbitas polares para poder dar una cobertura global.

Primera fase de la constelación
Primera fase de la constelación – Prof Mark Handley / University College London

Pero para que la constelación empiece a dar algo de servicio necesita tener al menos 420 satélites en órbita y para que la cobertura sea ya moderada –en términos de Elon Musk– necesitan tener 780 satélites en órbita. Así que tienen que hacer 6 lanzamientos más como este para que Starlink empiece a servir para algo y 12 más para que empiece a tener pinta de ser lo que será al final.

Gwynne Shotwell, presidenta y jefa de operaciones de SpaceX, decía hace unos días que asumen que en este primer lanzamiento no todo saldrá bien –desplegar 60 satélites no es trivial– pero que cuanto antes empiecen, mejor. De hecho a los 60 satélites de este lanzamiento les faltan los equipos que permitirán comunicaciones láser entre satélites de la constelación sin pasar por las estaciones de tierra. Pero como sí sirven para ir probando las comunicaciones con los equipos de tierra los van a lanzar igual. Durante el resto del año, según como vaya este primer lanzamiento, podremos ver entre dos y seis lanzamientos más de satélites Starlink, dice ella.

Tintin A y B
Tintin A y B, los dos primeros satélites de prueba de Starlink, lanzados en febrero de 2018. Tienen más o menos el tamaño de un minibar pero SpaceX no ha publicado sus especificaciones de tamaño y peso – SpaceX

Claro que otro problema es la financiación de toda la constelación y sus instalaciones de Tierra, que aún no está cerrada. Aunque en ese sentido la idea es abaratar los costes de producción de los satélites al producirlos por miles. Es la misma idea que maneja OneWeb, cuyos seis primeros satélites fueron puesto en órbita en febrero de este año.

La ventana de lanzamiento, de 90 minutos, se abre a las 4:30, hora peninsular española, del jueves 16 de mayo de 2019. No está confirmada todavía la retransmisión pero de haberla será a través de la web de SpaceX. La primera etapa del cohete, que es la misma que se utilizó para el lanzamiento del satélite de telecomunicaciones Nusantara Satu, intentará aterrizar en el espaciopuerto flotante Of Course I Still Love You.

(Algunos datos vía Spaceflight Now).

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*