SpaceX anuncia que hará lanzamientos compartidos para satélites pequeños

Impresion artística de un lanzamiento compartido

Aunque la mayoría de los lanzamientos de SpaceX son con una única carga útil ha habido unos cuantos con varias como los varios de lotes de diez satélites Iridium NEXT, el de los 60 primeros satélites Starlink, o el de la misión SSO-A, con un récord para SpaceX de 64 cargas útiles de distintos propietarios.

Adaptador ESPAPero SpaceX ha decidido que a partir de ahora va a programar lanzamientos regulares a órbita síncronica al Sol con cargas múltiples. El unico requisito es que han de ser compatibles con el adaptador ESPA, un dispositivo diseñado precisamente para montar cargas secundarias en lanzamientos espaciales. Aunque en el caso de estos lanzamientos todas ellas serán cargas principales.

El precio por lanzamiento parte de los 2,25 millones de dólares por un satélite que ocupe uno de los puertos de 15 pulgadas, con un límite de 150 kilos y sube a los 4,5 millones en un puerto de 24 pulgadas. Cada kilo extra por encima de eso cuesta 15.000 dólares.

Los puertos pueden ir ocupados por adaptadores que a su vez porten varios CubeSat y además queda disponible un puesto extra en lo alto del adaptador ESPA que permite el lanzamiento de un satélite más grande.

La idea de SpaceX es programar las fechas de los lanzamientos independientemente de que las cargas útiles estén listas, aunque a los clientes que no lleguen a tiempo les dejarán cambiarse a un lanzamiento posterior. Pero, como en el caso de las aerolíneas, puede que esto les suponga un coste extra.

El primer lanzamiento está previsto para una ventana que va de noviembre de 2020 a marzo de 2021, aunque irán afinando más la fecha según sepan qué cargas van a ir a bordo y cuando estarán listas.

La decisión de SpaceX de ofrecer estos lanzamientos directamente deja fuera de juego, al menos en lo que se refiere a trabajar con ellos, a empresas como Spaceflight, que fue la que contrató el Falcon 9 que lanzó la misión SSO-A. También se mete un poco en el mercado de lanzadores como el Electrón de Rocket Lab, ya que aunque está optimizado para lanzamientos a órbitas sincrónicas al Sol lo cierto es que puede realizar lanzamientos a otras órbitas si el cliente lo pide.

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

SpaceX anuncia que hará lanzamientos compartidos para satélites pequeños

Impresion artística de un lanzamiento compartido

Aunque la mayoría de los lanzamientos de SpaceX son con una única carga útil ha habido unos cuantos con varias como los varios de lotes de diez satélites Iridium NEXT, el de los 60 primeros satélites Starlink, o el de la misión SSO-A, con un récord para SpaceX de 64 cargas útiles de distintos propietarios.

Adaptador ESPAPero SpaceX ha decidido que a partir de ahora va a programar lanzamientos regulares a órbita síncronica al Sol con cargas múltiples. El unico requisito es que han de ser compatibles con el adaptador ESPA, un dispositivo diseñado precisamente para montar cargas secundarias en lanzamientos espaciales. Aunque en el caso de estos lanzamientos todas ellas serán cargas principales.

El precio por lanzamiento parte de los 2,25 millones de dólares por un satélite que ocupe uno de los puertos de 15 pulgadas, con un límite de 150 kilos y sube a los 4,5 millones en un puerto de 24 pulgadas. Cada kilo extra por encima de eso cuesta 15.000 dólares.

Los puertos pueden ir ocupados por adaptadores que a su vez porten varios CubeSat y además queda disponible un puesto extra en lo alto del adaptador ESPA que permite el lanzamiento de un satélite más grande.

La idea de SpaceX es programar las fechas de los lanzamientos independientemente de que las cargas útiles estén listas, aunque a los clientes que no lleguen a tiempo les dejarán cambiarse a un lanzamiento posterior. Pero, como en el caso de las aerolíneas, puede que esto les suponga un coste extra.

El primer lanzamiento está previsto para una ventana que va de noviembre de 2020 a marzo de 2021, aunque irán afinando más la fecha según sepan qué cargas van a ir a bordo y cuando estarán listas.

La decisión de SpaceX de ofrecer estos lanzamientos directamente deja fuera de juego, al menos en lo que se refiere a trabajar con ellos, a empresas como Spaceflight, que fue la que contrató el Falcon 9 que lanzó la misión SSO-A. También se mete un poco en el mercado de lanzadores como el Electrón de Rocket Lab, ya que aunque está optimizado para lanzamientos a órbitas sincrónicas al Sol lo cierto es que puede realizar lanzamientos a otras órbitas si el cliente lo pide.

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*