Sony presenta la pantalla OLED más enrollada del mundo

El tamaño siempre era lo más importante.

Al menos en lo relativo a las pantallas de los dispositivos electrónicos. Ya sabéis, cuanto más grande mejor, si se mide en kilómetros mejor que en pulgadas. Lo malo llega cuando quieres llevártela de un sitio a otro.

Sony ha decidido que la mejor forma de que una pantalla grande pueda cabernos en el bolsillo es hacer que se enrolle. ¿Deseas saber más?

Sony nos ha permitido echar un vistazo a las pantallas del futuro con un prototipo de OLED que no solo es flexible sino que además se enrolla sobre sí misma hasta ocupar poco más que el espacio de un rotulador, apenas 4 mm de radio.

La pantalla, de 4.1 pulgadas, está compuesta de un sustrato de 20 nanómetros  con una película orgánica donde van integrados los transistores OLED. Es capaz de mostrar 16 millones de colores con una resolución de 432

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*