PrOP-M, los rover soviéticos que pudieron haber sido los primeros en Marte

Your ads will be inserted here by

Easy AdSense.

Please go to the plugin admin page to paste your ad code.

El 2 de diciembre de 1971 el módulo de aterrizaje de la sonda soviética Mars 3 se convertía en el primero de la historia en aterrizar suavemente en Marte, después de que su gemelo de la Mars 2 se estampara contra la superficie del planeta el 27 de noviembre del mismo año.

Los dos módulos de aterrizaje llevaban dos cámaras de televisión capaces de captar vistas de 360º de la superficie, sensores de presión, temperatura y viento, un espectrómetro para medir la composición de la atmósfera, e instrumentos para medir propiedades químicas y mecánicas de la superficie.

Pero también llevaban a bordo los rover PrOP-M, cuyo nombre viene de Dispositivo para la evaluación del suelo marciano. Unidos por un cordón umbilical al aterrizador, los PrOP-M podían alejarse hasta 15 metros de éste mientras recorrían la superficie marciana levantándose sobre una especie de esquíes y avanzando, un poco como camina alguien con muletas. Una especie de «bigotes» en la parte frontal les permitían detectar obstáculos y girar para evitarlos.

Unidad de pruebas de los PrOP-M

Your ads will be inserted here by

Easy AdSense.

Please go to the plugin admin page to paste your ad code.

La idea era que se detuvieran cada 1,5 metros para tomar medidas de la densidad y dureza del suelo con los dos instrumentos que llevaban a bordo.

Sólo que el rover de la Mars 2 resultó destruido en el impacto junto con el aterrizador… y probablemente nunca sepamos qué fue del de la Mars 3, ya que aunque el aterrizador empezó a transmitir datos 90 segundos después de posarse la transmisión apenas duró 20 segundos, por lo que tan siquiera sabemos si el PrOP-M llegó a ser desplegado o no.

Así que el puesto de primer rover en circular por la superficie de Marte le corresponde al Sojourner de la NASA, llegado a Marte el 4 de julio de 1977.

Eso sí, la Unión Soviética fue la primera en poner un vehículo en movimiento sobre la superficie de otro astro con los Lunojod, que recorrieron la Luna a principios de la década de los 70. Y de hecho el Lunojod 2 mantuvo el récord de distancia recorrida sobre otro astro, con 39 kilómetros, hasta que en 2014 Opportunity le arrebató el título.

Los orbitadores de ambas sondas tuvieron mejor suerte, pues los dos permanecieron en activo hasta el 22 de agosto de 1972, tiempo durante el que transmitieron datos sobre la topografía y composición de la superficie de Marte, sobre sus nubes y la temperatura de la atmósfera, y sobre el campo magnético del planeta.

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*