Polémica con el brillo de los «trenes de satélites Starlink»

El pasado 24 de mayo Marco Langbroek grababa este vídeo de los primeros 60 satélites Starlink de SpaceX apenas unas horas después de su lanzamiento. En él se ve claramente como los satélites, uno detrás de otro, cruzan el cielo. Eso de que vayan uno detrás de otro les ha valido el apodo de «tren Starlink».

Y enseguida se montó una polémica acerca de cómo el brillo de esos satélites –que no brillan con luz propia sino que reflejan el Sol igual que hace la Estación Espacial Internacional cuando la vemos desde Tierra– va a estropear el cielo nocturno para los astrónomos, astrofotógrafos, y en general para cualquiera al que le guste mirar el cielo sin ver objetos artificiales en él.

Casi una semana después de su lanzamiento estos 60 satélites ya son menos visibles porque han ido subiendo a su órbita de 550 kilómetros –fueron colocados a 440 kilómetros de altitud en el lanzamiento– y porque además se van separando uno de otro. Así que el susto inicial se está pasando un poco.

El problema es que la constelación Starlink tal y como está planteada constará de casi 12.000 satélites, con lo que según la época del año y la ubicación del observador puede haber entre 70 y 100 satélites iluminados por el Sol al amanecer y al anochecer… o durante toda la noche, de nuevo dependiendo de la época de año y de la latitud del observador.

Starlink satellites are equipped with one solar array instead of two, minimizing potential points of failure pic.twitter.com/bJirVr67fF

— SpaceX (@SpaceX) May 24, 2019

Elon Musk ha dicho que ya le ha pedido a los ingenieros de SpaceX que miren formas de reducir la cantidad de luz que reflejan los satélites Starlink; habrá que ver si cambiando el material con el que está diseñado su exterior, modificando su comportamiento en órbita o de qué forma.

Mientras tanto en Heavens Above puedes encontrar información acerca de cuando serán visibles desde donde vives.

En cualquier caso insisto, hay que esperar un poco a que estos satélites estén en su órbita definitiva para poder estimar mejor el impacto que van a tener. Y tampoco hay que olvidar que cada noche miles de aviones cruzan los cielos con todas sus luces de posición encendidas. Aunque tampoco hay que olvidar que Starlink no es la única constelación del estilo planeada.

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*