Otra demostración de cuán pésima es nuestra capacidad mental para generar aleatoriedad

No tan aleatorio

¡Ah, el elusivo azar! Qué malos somos los humanos intentando emularlo. El caso es que me encontré con Not So Random («No tan aleatorio») es un experimento interactivo inspirado en el oráculo de Aaronson: el ordenador «adivina» qué teclas vas a pulsar y lo va mostrando en una gráfica. Fallé miserablemente, como era de esperar.

El «juego» está planteado como una apuesta: si pierdes (el software no te adivina la pulsación del teclado) pagas 1 dólar; si ganas, te pagan 1,05 dólares. Incluso con esa ventaja del 5% sobre una probabilidad «puramente aleatoria» del 50% que podríamos suponer al software, el programa es capaz de sacar ventaja al cabo de unos cientos si no de unas decenas de jugadas. Simplemente tiene en cuenta los patrones de las cinco últimas elecciones que hizo la persona que está jugando; en base al histórico apuesta en consecuencia. Y, más que menos, acierta.

El código está disponible en Github: Not-so-Random para quien no se fie.

(Vía Neatorama.)

Relacionado:

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Otra demostración de cuán pésima es nuestra capacidad mental para generar aleatoriedad

No tan aleatorio

¡Ah, el elusivo azar! Qué malos somos los humanos intentando emularlo. El caso es que me encontré con Not So Random («No tan aleatorio») es un experimento interactivo inspirado en el oráculo de Aaronson: el ordenador «adivina» qué teclas vas a pulsar y lo va mostrando en una gráfica. Fallé miserablemente, como era de esperar.

El «juego» está planteado como una apuesta: si pierdes (el software no te adivina la pulsación del teclado) pagas 1 dólar; si ganas, te pagan 1,05 dólares. Incluso con esa ventaja del 5% sobre una probabilidad «puramente aleatoria» del 50% que podríamos suponer al software, el programa es capaz de sacar ventaja al cabo de unos cientos si no de unas decenas de jugadas. Simplemente tiene en cuenta los patrones de las cinco últimas elecciones que hizo la persona que está jugando; en base al histórico apuesta en consecuencia. Y, más que menos, acierta.

El código está disponible en Github: Not-so-Random para quien no se fie.

(Vía Neatorama.)

Relacionado:

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*