Minidocumental: Nadie muere en Longyearbyen

Nobody Dies in Longyearbyen (con subtítulos en español) es un documental del cineasta David Fried. En algo menos de diez minutos el vídeo indaga el motivo por el que en Longyearbyen, en Noruega, (uno de los lugares más septentrionales del mundo) no entierran a sus muertos: “en cambio los envían hacia el sur, donde el clima es más cálido”.

La razón está en el permafrost, las capa de suelo que se mantiene permanentemente congelada bajo la superficie. La superficie puede o puede no estar congelada, pero el permafrost de debajo (propio de regiones muy frías) si lo estará. “Y cuando pones un cadáver en un congelador subterráneo gigante no sólo preservas el cuerpo, sino que también conservas casi indefinidamente sus virus.”.

Incluyendo el virus que pudo causar su muerte: “la epidemia de gripe de 1918 mató a siete mineros en Longyearbyen y sus cuerpos fueron enterrados en el cementerio. Hoy sus cuerpos están preservados casi en la superficie debido al permafrost. Si se descongelan puede ser un problema”, como aprendimos en El enigma de otro mundo (1951).

Más al respecto en Why Dying is Illegal in Longyearbyen, Norway, vía Laughing Squid.

Relacionado,

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*