La VSS Unity, la nueva nave de Virgin Galactic, lista para probar su motor en vuelo

Your ads will be inserted here by

Easy AdSense.

Please go to the plugin admin page to paste your ad code.

En tierra

Unos trece meses después del primero la VSS Unity, la nave tripulada de Virgin Galactic construida para sustituir a la VSS Enterprise, destruida en octubre de 2014, ha llevado a cabo su séptimo vuelo libre. En esta ocasión iba cargada con agua para simular la distribución de masas en un vuelo en el que vaya cargada con combustible.

Y como todo parece haber funcionado correctamente parece que todo está listo para que comience con sus vuelos propulsados.

Cuando por fin los empiece Virgin Galactic estará en la misma posición que el 29 de abril de 2013, cuando la Enterprise encendió por primera vez su motor, alcanzado una altitud máxima de 55.000 pies, unos 18 kilómetros, y una velocidad de Mach 1,2.

El VSS unity en su primer vuelo libre
VSS Unity en su primer vuelo libre el 3 de diciembre de 2016

En octubre de 2017 Ricahrd Branson sugirió que Unity podría alcanzar el espacio en tres meses, lo que obviamente no ha ocurrido, y que él mismo podría volar al espacio en ella en seis meses, algo que estoy dispuesto a apostar todos mis gallifantes a que no va a suceder en ese plazo. No hay que olvidar que la Enterprise nunca llegó al espacio antes de ser destruida, con lo que aún les queda mucho por avanzar.

De hecho si no fuera porque el SpaceShipOne, el predecesor de la Enterprise y la Unity, ganó el Ansari X Prize en octubre de 2004 al salir al espacio por segunda vez en menos de una semana, tendría serias dudas de que Branson fuera a salirse con la suya.

Aún así, estoy convencido de que, salvo que ocurra un desastres, será Blue Origin, la empresa de Jeff BEzos -sí, el de Amazon– la primera en llevar turistas al espacio en vuelos suborbitales.

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*