La sonda Hayabusa 2 llega al asteroide Ryugu

A 20 km

Tras tres años y medio de viaje la sonda Hayabusa 2 de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial ha llegado al asteroide 162173 Ryugu. Está en lo que la JAXA denomina como home, una posición a 20 kilómetros del asteroide.

Ryugu es uno de los asteroides Apolo, un grupo de asteroides cercano a la Tierra, y el objetivo de Hayabusa 2 es estudiarlo con los seis instrumentos que lleva a bordo, que le permitirán estudiar su composición y forma.

Pero además lleva a bordo cuatro aterrizadores que soltará sobre su objetivo y que nos permitirán «tocar» Ryugu. Uno de ellos es Minerva-II-1, compuesto a su vez por dos subsondas que se separarán entre ellas cuando Hayabusa las libere y que tienen como objetivo ir dando saltos por la superficie de Ryugu para tomar medidas en distintos puntos. Minerva II2 es similar, pero no está diseñada para moverse. Las tres están cubiertas de paneles solares, con lo que en principio deberían poder funcionar durante todo el tiempo que Hayabusa 2 esté en órbita alrededor del asteroide. El nombre de estas sondas es un homenaje a Minerva, el aterrizador que viajaba con la sonda Hayabusa original y que se perdió en el espacio.

El cuarto aterrizador es Mascot, diseñado por el Centro Aeroespacial Alemán con contribuciones del CNES francés. Es un cubo de 30×30×20 centímetros y 10 kilos de peso que se puede desplazar por la superficie del asteroide desplazando un contrapeso interno, pero con una duración estimada de su batería de entre 12 y 16 horas.

Hayabusa 2 también está preparada para lanzar un proyectil contra Ryugu para crear un cráter en su superficie y así poder echar un vistazo a su interior, aunque para cuando el proyectil impacte la sonda estaá al otro lado del asteroide por si acaso. Eso sí, dejará detrás una cámara que grabe todo el proceso para que no nos perdamos las imágenes.

Otra cosa que hará será tomar muestras hasta en tres puntos de la superficie del asteroide –uno de ellos el cráter en cuestión– para traerlas de vuelta a Tierra.

Esta misión es la heredera directa de la misión Hayabusa, que en 2015 trajo de vuelta muestras del asteroide Itokawa.

Itokawa y Ryugu
Itokawa y Ryugu. Imagen por Emily Lakdawalla con datos de JAXA, Universidad de Tokyo, Universidad de Kochi, Universidad de Rikkyo, Universidad de Nagoya, Instituto de Tecnología de Chiba, Universidad de Meiji, Universidad de Aizu, AIST

Pero si bien Itokawa es un asteroide tipo S, lo que quiere decir que es fundamentalmente roca, Ryugu es un asteroide tipo C, que aunque también es fundamentalmente roca debería tener muchos más compuestos orgánicos. Cualquiera de los dos, creen los científicos, es una especie de muestra congelada de los primeros tiempos del sistema solar. Si todo va según lo previsto Hayabusa 2 emprenderá el camino de vuelta hacia la Tierra a finales de 2019 para entregar las muestras que haya tomado en diciembre de 2020.

La misión está en Twitter como @haya2e_jaxa.

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*