La nueva mano del brazo robot de la Estación Espacial Internacional necesita un parche de software

Scotte Tingle durante el paseo espacial del 23 de enero

Todo el trabajo realizado por Mark Vande Hei y Scott Tingle en el paseo espacial del 23 de enero de 2018 parecía haberse ido al garete porque la nueva «mano» que instalaron en el brazo robot de la Estación Espacial Internacional sólo respondía a los comandos enviados por uno de los dos canales de órdenes que tiene.

Y esto no es una configuración aceptable, ya que los responsables de la EEI quieren tener siempre al menos un canal redundante. No vaya a ser que el que está en uso deje de funcionar y que el otro tampoco lo haga y que por tanto el brazo robot quede parado o lo que es peor, que deje de responder a comandos mientras está en movimiento.

El Canadarm 2 sujetando una Dragon con una de sus «manos»

De hecho ya se estaba planeando un paseo espacial para dejar las cosas como antes pero los ingenieros de la Agencia Espacial Canadiense, responsables del Canadarm 2, han terminado por diagnosticar el problema como un fallo de software. Esto les ha permitido poner en funcionamiento el canal rebelde mediante un parche de software.

La CSA no ha dado todavía información detallada respecto al problema pero parece que podría tener que ver con alguna incompatibilidad entre el firmware que lleva la «mano» recién instalada, que llevaba desde 2009 esperando a ser utilizada, y el software más moderno cargado en el Canadarm 2 y sus sistemas asociados en los años transcurridos desde entonces.

Me recuerda al chiste aquel de «¿cuantos programadores de [insertar aquí alguna empresa informática o lenguaje de programación] hacen falta para cambiar una bombilla fundida? Ninguno, lo arreglarán por software.»

Así, se han cancelado los preparativos de este paseo espacial extra, aunque aún quedan unos días de pruebas para comprobar que el parche funciona correctamente.

Con esto el siguiente paseo espacial previsto sigue siendo el que a mediados de febrero servirá para introducir una de las «manos» fuera de servicio del Canadarm 2 en la Estación Espacial Internacional para que la manden de vuelta a tierra en una cápsula de carga Dragon para ser reparada.

(Gracias por el aviso, Emanoel).

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*