La enorme tormenta de polvo que amenaza la supervivencia de Opportunity en Marte

El punto azul indica la posición de Opportunity

El equipo de Opportunity está pasando horas de angustia debido a una enorme tormenta de polvo –tiene una superficie más grande que la de los Estados Unidos– que tiene al rover sumido en la oscuridad, lo que es todo un problema para un vehículo que funciona con energía solar.

La tormenta es tan densa que las cámaras de a bordo no son capaces de ver el Sol a pesar de haber tomado imágenes sin los fitros solares. El índice tau que mide su opacidad era de 10,8 el domingo 10 por la mañana. Una tormenta a la que Opportunity sobrevivió a duras penas en 2007 alcanzó un tau máximo de aproximadamente 5,5.

Detectada por primera vez el pasado 1 de junio por la Mars Reconnaissance Orbiter la tormenta actual se ha ido intensificando de tal modo que el pasado día 6 el equipo de la misión se vio obligado a suspender todas las operaciones para ahorrar toda la electricidad posible.

Simulación de lo que «ve» estos días Opportunity
Simulación de lo que «ve» estos días Opportunity a partir de imágenes reales de la tormenta de 2007. A partir de tau = 8 ya es oscuridad casi absoluta – vía Doug Ellison

El problema es que estas tormentas pueden durar semanas, o incluso meses, así que preocupa muy seriamente que las baterías de Opportunity se descarguen antes de que la tormenta aclare lo suficiente como para que sus paneles solares puedan volver a producir la suficiente electricidad como para cargarlas.

Y sin electricidad en las baterías no pueden funcionar los calentadores que evitan que los componentes del rover se enfríen más de lo que pueden soportar, que es justo como se cree que murió Spirit, el gemelo de Opportunity. Sin embargo las tormentas de polvo como esta también hacen que las temperaturas no bajen tanto, pues el mismo polvo que impide funcionar a los paneles solares del rover absorbe calor, lo que hace que la temperatura local no descienda tanto.

La última comunicación recibida de Opportunity hasta el momento es del domingo 10 por la mañana e indica que por lo menos conserva la suficiente energía como para que aún pueda dar señales de vida. El JPL, que gestiona la misión, ha solicitado más tiempo en la Deep Space Network de la NASA para poder recibir señales y, si fuera necesario, transmitir comandos con mas frecuencia para reaccionar a posibles cambios en la situación.

Y aún en el caso de que Opportunity sobreviva a esta tormenta quedará por ver cómo de cubiertos de polvo quedarán sus paneles solares y cómo afectará eso a su capacidad de producción de electricidad. Pero el equipo de la misión ya afrontará eso cuando toque.

Opportunity está en Twitter como @MarsRovers, aunque la cuenta no es especialmente activa. Lo es mucho más la de Keri Bean, @PlanetaryKeri, que se está formando para algún día llegar a conducir a Opportunuty, y quien está informando casi en tiempo real de lo que pasa en Marte.

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*