La empresa que ofrece hacer una copia de seguridad de tu cerebro para recuperarlo en el futuro (pequeño problema: tienes que suicidarte antes)

BlueBrain

La vida se parece cada vez más a Black Mirror y esto es la prueba: una empresa llamada Nectome ofrece archivar tu mente para recuperarla en el futuro. La idea es restaurarla en algún tipo de superordenador cuando sea posible transferirla a una simulación de la realidad. ¿El único problema? Para poder hacerlo tienes que estar legalmente muerto y el cerebro tiene que estar «fresco», de modo todo pasa por la opción del suicidio asistido allá donde sea legal.

Si suena raro y causa repelús es porque resulta chocante – como tantas cosas acerca de la muerte y sus variantes. Pero el intrépido y en cierto modo frankinsteniano proyecto ha recibido ya financiación, incluyendo la de Y Combinator (la famosa aceleradora de startups tecnológicas) y una beca federal. 25 personas ya han pagado la reserva de 10.000 dólares; hay quien razona que si un día estás ante una enfermedad incurable y una muerte segura, ¿por qué no probarlo?

Todo esto lo describen en detalle en el MIT Technology Review como «una copia de seguridad de la mente de la mente, 100% fatal». Es una variante más avanzada de la versión de baratillo de la criopreservación, en la que tras «morir legalmente» se «congela» sólo la cabeza del cliente (y no todo el cuerpo) con la esperanza de que en el futuro se pueda revivir. (Nota colateral: según parece lo de criopreservarse es una opción muy popular entre los ingenieros de software.)

En el método de Nectome es una combinación de embalsamamiento y criónica, con la ventaja de que preserva el cerebro completo a escala nanométrica, incluyendo el conectoma o red de sinapsis que conecta las neuronas. Una vez «congelado» puede guardarse cientos de años, con la esperanza de que en el futuro se pueda escanear con suficiente precisión como para extraer toda la información – esto es, cada uno de los miles de conexiones de los millones y millones de neuronas preservadas.

Nuestra misión es preservar el cerebro lo suficientemente bien como para conservar intactos los recuerdos: desde el mejor capítulo de tu libro favorito a la sensación del aire frío en invierno, el olor del pastel de manzana o una cena con los amigos y la familia. Creemos que en el próximo siglo será posible digitalizar toda esa información y recrear la consciencia.

– Nectome

¿Cómo sería la vuelta al mundo? Dicen que no en forma física, sino más en una simulación de realidad virtual. Se volcaría toda la información del cerebro original a un ordenador en el que hubiera «algo» que hoy no existe y fuera capaz de procesar esa información y desarrollarla como «ser consciente» (sea lo que sea eso). Naturalmente, una cosa es extraer datos y otra interpretarlos y otra entender «cómo funciona todo eso» – incógnitas sin resolver de momento.

De momento han congelado a una ancianita que se presentó voluntaria; dicen que su cerebro es el «mejor conservado del mundo» y sólo tardaron 6 horas en realizar la operación. Ahora van a pasarlo en finas lonchas por un microscopio electrónico para probar el método de escaneado.

Mucha gente cree que este tipo de empresas son «básicamente un fraude» y que prometen «imposibles avances científicos». Pero lo mismo decían de Julio Verne y mira tú… Si hay avances los iremos desvelando, aunque el asunto parece divagar más en el terreno de la ciencia-ficción que en algo revolucionario.

{Foto: Cerebro (CC) GDJ @ Flickr}

Relacionado:

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*