La administración Trump pone en marcha el fin de la neutralidad de la red

Según pagues…

La neutralidad de la red es un concepto básico del funcionamiento de Internet: todos los paquetes deben ser tratados igual independientemente de su destino y su origen.

Pero tal y como había prometido Ajit Pai, el presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) nombrado por Donald Trump, ha sacado adelante una votación que hará que la FCC pueda desmontar todas las protecciones de la neutralidad de la red que aprobó la misma FCC durante la administación de Barack Obama. No sólo eso sino que han aprobado que la FCC pierda el control legislativo de estos asuntos de tal forma que una futura administración que quiera volver a implantarlas lo tenga más complicado.

Sin neutralidad de la red nada impide a un operador de telecomunicaciones favorecer el funcionamiento de un sitio web frente a otro con lo que los vídeos de YouTube podrían ir más rápidos que los de Vimeo o los resultados de búsqueda de Bing cargar más veloces que los de Google en función de determinados acuerdos comerciales. Es importante tener claro que esto no tiene nada que ver con la velocidad de la conexión contratada sino con qué tráfico decidan priorizar.

Así que en ausencia de las normas que lo prohiben nada impedirá a las telecos ofrecer distintos paquetes como esos que muestra la –por ahora– ficticia ilustración de ahí arriba. Claro que las telecos dicen que no esto no va a pasar, con lo que ya me quedo más tranquilo.

Y sí, estamos hablando de los Estados Unidos, pero cuando las barbas de tu vecino veas blanquear… porque no es que en Europa lo llevemos tampoco mucho mejor.

Además la falta de neutralidad de la red no sólo nos afecta como consumidores sino que también es un problema para la innovación como por ejemplo para una nueva empresa que esté intentando arrancar una red social y que no tenga un acuerdo con las telecos porque la gente elegirá los paquetes que no consuman datos. Como ya sucede con el Vodafone Pass, que según la modalidad no cuenta el consumo de ciertas aplicaciones en sus tarifas de datos.

¿He dicho ya eso de que me quedaba más tranquilo porque las telecos dicen que estas cosas no van a pasar?

Afortunadamente la Unión de Libertades Civiles y otros grupos similares han anunciado que irán a los tribunales para impedir que Trump y Pai y sus amigos se salgan con la suya. Así que aún quedan años de lucha y, con un poco de suerte, a lo mejor al final ganamos los buenos.

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*