Japón lanza con éxito el SS-520, el cohete orbital más pequeño del mundo

A los japoneses siempre se les ha dado muy bien lo de la miniaturización, o eso dice el tópico. Así que al segundo intento la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) ha conseguido poner en órbita el Tricom-1R, un CubeSat de 3 unidades y 3 kilos que iba como único pasajero del cohete SS-520-5, que con 9,54 metros de altura, 52 centímetros de diámetro, y un peso al lanzamiento de 2.600 kilos es el cohete orbital más pequeño del mundo. Eso sí, está limitado a una carga útil de unos 4 kilos.

Un intento anterior de colocar el Tricom-1R en órbita con un SS-520 falló cuando el SS-520-4 dejó de transmitir señales a tierra, lo que obligó a abortar la misión. Pero pronto quedó claro que por un fallo en el diseño se había producido un cortocircuito en un mazo de cables, así que una vez modificado el diseño y comprobado que la modificacion era correcta la AJXA autorizó un nuevo intento.

El SS-520 es un cohete sonda modificado que incluye una tercera etapa capaz de dar el empujón extra para poner en órbita al satélite que viaje en él. La JAXA lo ha construido con la idea de demostrar que es posible hacer lanzamientos de CubeSats como carga única, y aunque en principio no esta previsto su producción en serie parece que un cierto número de empresas ha expresado interés en contratar lanzamientos en él.

El SS-520-5 listo para su lanzamiento

El lanzamiento les saldría por unos 500.000 dólares, lo que es más o menos el doble de lo que cuesta lanzar un CubeSat de 3 unidades como carga extra en otro lanzamiento, pero a cambio con un lanzador dedicado podrían lanzar cuando quisieran y no depender de ir como paquete en otro lanzamiento y por tanto quedar a expensas de que la carga principal e incluso secundaria del lanzamiento estén listas.

Relacionado,

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*