Instatravel, o cómo todas las fotos de vacaciones son una copia de una copia de una copia…

Oliver Jmia llama a este montaje una experiencia fotogénica del turismo masivo y va bastante bien encaminado. La idea es que básicamente todos tomamos fotos de los mismos sitios en casi los mismos ángulos e incluso las mismas poses – algo que el vídeo demuestra tras recorrer los álbumes de fotos de turistas de todo el mundo y colocarlas centradas y ajustadas para que el tótem turístico de cada sitio tenga el mismo tamaño en todas ellas.

Cuenta que la idea de le sobrevino en Roma, donde intentaba hacer algunas fotos de la popular Fontana de Trevi, tan abarrotada de turistas que es casi imposible aproximarse a ella más de unos minutos. La horrorosa experiencia por Europa (junto con la misma en el Partenón y otros sitios) le llevó a montar el vídeo con tono sarcástico, riéndose de cómo todos acabamos comportándonos igual en lugares que por populares podría decirse que están casi sobreexplotados.

París, Roma, Nueva York, la Isla de Pascua, Machu Picchu, da un poco el lugar porque en todas partes se fotografían las mismas habas. Como ración doble de ironía resulta que hace años en el Dictionary of Obscure Sorrows exploraron esta misma idea en 465 fotogramas, pero con un montaje más simple y menos artístico; lo llamaron Vemödalen. Así que hacer un montaje en vídeo para enseñar que todo es una copia también resulta ser una copia de otra idea anterior (!!)

La música, que es muy chula, es de Ben Laver y se puede escuchar en SoundCloud.

(Vía La criatura creativa.)

Relacionado:

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*