Este material que se autorrepara a temperatura ambiente puede resolver en el futuro el problema de las pantallas rotas

Aunque los materiales sintéticos que se reparan aplicando calor no son una novedad, la característica por la que destaca este material desarrollado por investigadores de la universidad de Tokio es que se autorrepara a temperatura ambiente. Tanto si se ha producido una grieta como se han separado dos partes del material (llamado TUEG3) al juntar y aplicar presión ambas partes volverán a unirse en un par de horas.

Al parecer los investigadores dieron con el polímero por casualidad durante el desarrollo de un nuevo adhesivo. Y aunque un material así sería bastante prometedor de cara a resolver el problema de las pantallas de móvil rotas lo cierto es que por ahora eso queda un poco lejos todavía. De momento se trata de resultados y pruebas de laboratorio y, además, aunque el polímero es rígido como el vidrio no es transparente, sino traslúcido. Esto de entrada impide su aplicación inmediata en pantallas de móvil, por ejemplo.

También sucede que para que se repare el material el corte o la grieta tiene que ser limpia, que es justo lo contrario a como suelen ser la mayoría de las roturas de pantalla. Normalmente muestran numerosas grietas menores de bordes irregulares y pequeñas pérdidas de material en forma esquirlas.

Sin embargo “en el futuro tal vez este polímero rígido pueda aplicarse en la fabricación de productos electrónicos y tal vez un día recomponer tu taza favorita antes de haber terminado de preparar el café”, dicen en Science.

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*