España tiene papeletas para «recibir» la caída de la estación espacial china, pero el riesgo de daños personales es escaso

Esa esoc tiangong1 update alt 06032018
Previsión de pérdida de la altitud de la estación Tiangong-1 a 6 de marzo 2018. Imagen: ESA

Según ha calculado la Agencia Espacial Europea la reentrada descontrolada de la estación espacial china Tiangong-1 se prducirá muy probablemente entre los días 29 de marzo y 9 de abril y en algún lugar entre los paralelos 43° N y 43° S, lo que a efectos europeos abarca por ejemplo a España, Francia, Portugal y Grecia.

De modo que ahora mismo las zonas fuera de estas latitudes pueden descartarse, dice la ESA, aunque en ningún momento será posible disponer de una predicción exacta y precisa de dónde y cuándo caerá la Tiangong-1. Se trata de una previsión que la agencia va actualizando cada semana.

Estacion espacial tiangong 1

De hecho incluso una vez iniciada la reentrada la predicción de dónde sucederían los impactos de hipotéticos restos de la estación (aquellos que no lleguen a quemarse en la atmósfera; si se da ese caso dada la masa del objeto, de 8600 kg) puede variar en varios kilómetros “debido a las complejidades de la atmósfera, la dinámica del objeto y las limitaciones en la observación de la nave espacial.”

“En general la incertidumbre asociada a una predicción de reentrada incontrolada es del orden del 20% de una órbita. En la práctica esto significa que incluso siete horas antes de la reentrada real la incertidumbre sobre el lugar de la ruptura puede significar incluso miles de kilómetros.”

Respecto al riesgo que pueden suponer en tierra los restos de la Tiangong-1 la ESA insiste en que “dada la naturaleza incontrolada de la reentrada la superficie terrestre sobre la que podrían caer fragmentos se extiende a un elipsoide curvo de miles de kilómetros de longitud y decenas de kilómetros de ancho”. Esto significa por una lado que podría afectar a una zona muy amplia, pero también ”es importante señalar que una gran parte de la Tierra está cubierta de agua o está deshabitada”.

En la historia espacial no hay casos conocidos de daños personales causados por la caída de objetos desde el espacio. No es que esto sea algo imposible (que no lo es), pero las probabilidades son realmente bajas.

Relacionado,

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*