Es un trabajo duro caminar por líneas de alta tensión a 300 metros de altura, pero alguien tiene que hacerlo

Los cables de los tendidos de alta tensión requieren mantenimiento, que bien realizan técnicos especializados haciendo auténticas acrobacias sobre el alambre o bien desde un helicóptero. Pero cuando esos cables están a 300 metros de altura sobre la escena es escalofriante.

En este vídeo de CCTV+ se ve cómo una operaria y su compañero instalan los separadores de los cables cada 50 metros, algo que hacen antes de que la línea entre en funcionamiento. Pero cuando esa línea esté ya funcionando los separadores también requerirán cambios y mantenimiento como se ve en este vídeo de una línea de Trelew (Argentina) para que aguanten el paso del tiempo. Así que nada mejor que entrenar y acostumbrarse desde el principio.

La línea de alta tensión sobre el el Río Amarillo (China) se considera la de mayor altura del mundo, así que en cierto modo este es un trabajo «de récord».

Relacionado:

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*