El robot-sanguijuela que es capaz de trepar por las paredes

En la Universidad Tecnológlica Toyohashi han desarrollado este robot de desafortunado nombre: Leech, literalmente: sanguijuela. En realidad se escribe LEeCH y son las siglas de Longitudinally Extensible Continuum robot inspired by Hirudinea, lo cual de una idea de lo «forzado» del asunto de la nomenclatura.

El caso es que tal y como cuentan en el vídeo de The Robot Report una de sus habilidades es trepar por las paredes. Para ello utiliza tres actuadores y una gran ventosa, lo que le permite irse pegando a la pared y reptar poco a poco. Una vez que llega a la parte superior del obstáculo puede tantearlo con un gran control de la curvatura de su «cuerpo» para asirse y tomar la horizontal o bajar por el otro lado, si acaso se trata de un muro.

Muy rápido no es –y eso que los vídeos están acelerados– y además un poco asquerosillo resulta, tanto por los movimientos como por el nombre, pero igual resulta práctico para algunas situaciones.

Relacionado:

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*