El Metro de Londres visto con la cámara de Miss Underground: simétrico, despoblado y sumamente bello

Miss Underground es el alias con el que Jess publica en Instagram sus fotografías del Metro de Londres. Y como metódica mujer que es todas sus creativas fotografías siguen un patrón: Son fotos cuadradas. Son simétricas. No hay gente en ellas. Y todas están tomadas con un iPhone.

Siete años lleva haciendo lo mismo con infinita paciencia, hasta el punto de que ya ha recopilado en su cuenta más de mil fotografías del conocido tubo londinense, sus simétricos pasillos, escaleras mecánicas y alguna que otra valla publicitaria. Si alguien pensaba que un metro tan antiguo y decadente a veces no podía ser bello claramente se equivocaba – y esta colección es la prueba.

Naturalmente, toda regla tiene su excepción: hay fotos no del todo simétricas, en alguna que otra aparece algún personaje y aunque todas son lo más límpidas posible ocasionalmente aparece la oscuridad o la suciedad. Demostración de que las reglas están para saltárselas a veces.

Junto a las fotos suele estar indicado dónde está tomada, aunque a veces juega con los seguidores de su cuenta a que adivinen dónde están tomadas. La gente no se cree a veces que los pasillos estén tan limpios o se vean tan sumamente blancos. Pero no hay retoques más allá de encuadres y ajustes.

§

Tuve la oportunidad de conocer a Miss Jess en persona en un reciente viaje a Londres y además de verla en acción me contó alguno de sus trucos tomando un café. El primero es buscar la simetría; en eso coincidimos. Ella lo hace hasta tal punto que no sólo las fotografías son simétricas: también las composiciones de su feed de Instagram son simétricas: escalera frente a escalera, pasillo frente a pasillo…

Me enseñó cómo utiliza una app llamada Unfold para programar las subidas de fotos, diseñando el aspecto conjunto días antes de que se publique. Utilizar un montón tags y geolocalización con la que la gente encuentre fotos con los mismos gustos o al ir a los mismos sitios es otra buena fórmula. Para las fotos del metro: mucha paciencia y unas cuantas tomas. Doy fe que sólo va por ahí con su iPhone X y lo ajusta un poco antes de cada toma. (Bueno: también llevaba una vieja Leica, modelo coleccionista, pero sólo la estaba probando para un amigo.)

Jess tiene la gran suerte de dedicarse a la fotografía – organiza cursillos de Instagram, campañas para algunas marcas que quieren contratar sus servicios y es coautora de Lea este libro si quiere ser famoso en Instagram, de autodescriptivo título. Yo todavía no he podido leerlo pero lo he añadido a mi lista (mi nivel de fotografía es bastante penoso todavía). En él se explican las técnicas de 50 conocidos «instagrammers», cada uno dentro de un estilo: viajes, alimentación, moda, deporte… Sin duda ganarse la vida haciendo fotos «a tu estilo» no es un mal plan, aunque al igual que ser deportista de éxito o youtuber no es que esté precisamente al alcance de todo el mundo.

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*