El hombre que coleccionaba videojuegos retro para preservar para el futuro la cultura del «gaming»

Este vídeo de Waypoint nos presenta a Frank Cifaldi, un coleccionista, historiador y recolector –aunque sin llegar al nivel Diógenes– de videojuegos antiguos. Comenzó a acaparar material relacionado con los videojuegos antiguos y pronto decidió fundar la Video Game History Foundation, una organización sin ánimo de lucro que intenta salvaguardar para el futuro la cultura de los videojuegos. Toda ella.

Y es que no todo es salvar el código del viejo software y crear emuladores para que se pueda correr – como por ejemplo hace Archive.org con las máquinas recreativas. Los videojuegos han estado siempre rodeados de hardware, soportes originales (cartuchos, disquetes, CDs, casetes) y de un mundo de revistas y publicaciones sobre el fenómeno. Cifaldi –al que podríamos considerar el completista definitivo– considera sabiamente que todo esa cultura alrededor de los videojuegos también ha de ser preservada y que la mejor forma de hacerlo es buscar, catalogar y archivar cada trocito de esa historia.

Un ejemplo puede verse en una de las escenas del reportaje: a diferencia de jugar al Centipede en el emulador, Cifaldi y otros voluntarios guardan todos los materiales relacionados con cada programa, incluyendo el olor de los videojuegos originales. En una escena uno de ellos le ofrece una bolsa con uno de los videojuegos de Atari encontrados en el famoso vertedero de Nuevo México, que huele asquerosamente mal. ¿Puede algo sustituir esa experiencia olfativa y esa increíble historia alrededor del que se considera el peor videojuego jamás creado? Es difícil.

Las habitaciones y sótanos del hogar de Cifaldi y sus amigos –una creciente comunidad– son auténticas cuevas de goce para los gamers, donde más de uno soñaría con encerrarse en caso de Apocalipsis zombie simplemente para poder jugar a todo lo que hay allí: recreativas, consolas, mandos y cables de todos los modelos imaginables y cajas y revistas – miles de cajas de software y revistas de los 70 y 80.

Relacionado:

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*