El error de Andrei Sájarov que adelantó a la URSS en la carrera espacial

Your ads will be inserted here by

Easy AdSense.

Please go to the plugin admin page to paste your ad code.

En noviembre de 1953 los miembros del Politburó se reúnen para decidir acerca del futuro del programa nuclear soviético, y en concreto para tomar decisiones acerca del misil intercontinental que todos tienen claro que la URSS tiene que construir para mantenerse a la par que los Estados Unidos.

La idea es que se pueda lanzar desde territorio soviético pero que tenga el alcance necesario para llegar a los EEUU. Pero tienen el enorme problema de que aunque quieren que sea capaz de portar una bomba nuclear de fusión no tienen ni idea de cuanto puede llegar a pesar esta, pues aún está en desarrollo.

Así que le preguntan a Andreí Sájarov y este estima que el peso sería de unas cinco toneladas y media, una cifra que al final demostraría ser mucho más grande de la final pero que llevó a la URSS a desarrollar el R-7 Semiorka, el ICBM más poderoso jamás construido.

El R-7 comparado con lanzadores de los EEUU de su época
El R-7 comparado con los misiles Redstone, Atlas y Titán II usados para los programas Mercury y Gemini de la NASA (Novosti Kosmonavtiki)

Como arma el R-7 demostraría sería bastante mediocre y pronto sería sustituido por otros ICBMs mas eficaces y más adaptados al tamaño real de las armas nucleares que tenían que portar, que al final resultaron pesar entre una y tres toneladas.

Pero sin embargo dio una inesperada ventaja a los soviéticos en la carrera espacial pues era un magnífico lanzador y aún hoy en día las Soyuz son lanzadas con un derivado del R-7.

Los detalles de esta curios historia los tiene Daniel Marín en El error de Sájarov o por qué la Unión Soviética alcanzó el espacio antes que los EEUU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*