China usará un puente formado por urracas para comunicarse con la Chang’e-4 en el lado oculto de la Luna

Chang'e en la Luna

El cuento tradicional chino del vaquero y la tejedora habla de la historia de amor entre Niulang, simbolziado por Altair, y Zhinü, simbolizada por Vega, quienes fueron desterrados a lados opuestos del Río de plata (la Vía Láctea) a causa de su amor prohibido. Pero una vez al año, en el séptimo día del séptimo mes lunar, una bandada de urracas forma un puente que les permite reunirse durante un día.

Queqiao es el nombre de ese puente y es el nombre que la Administración Espacial Nacional China ha escogido para el satélite que hará de relé de comunicaciones para la misión Chang’e-4 al lado oculto de la Luna.

Trayectoria de Queqiao

Estará en una órbita halo alrededor el punto de Lagrange L2 del sistema Tierra–Luna, a unos 60.000 kilómetros de ésta, lo que le permitirá cumplir su misión de permitir que el control de la misión se comunique con el anterrizador y el rover. De ahí lo adecuado del nombre escogido. Este tipo de nombres poéticos son usados en el programa espacial chino desde después del final de la guerra fría, cuando decidieron dejar de usar nombres de la historia revolucionaria del país.

Llegará a este punto unos ocho o nueve días después del lanzamiento desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang después de sobrevolar la Luna para usar su gravedad para modificar su trayectoria.

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*