¿Cambiarías tu privacidad por 560 millones de dólares? (la verdad: no parece mal precio)

Your ads will be inserted here by

Easy AdSense.

Please go to the plugin admin page to paste your ad code.

Powerball EEUU

Según cuentan en BGR una señora de New Hampshire que ganó el superbote de la lotería Powerball estadounidense tiene que decidir entre salvaguardar su privacidad o cobrar un bote de 560 millones de dólares. La razón es que allí las reglas del juego implican que hay que identificar públicamente a los ganadores con su nombre real y lugar de residencia para evitar fraudes. Esto suele implicar –aunque no es obligatorio– el tradicional posado con el cheque, rueda de prensa, etcétera.

Esta normativa puede parecer buena idea –al menos en parte– pero también fastidia la privacidad de quienes prefieran mantenerse en el anonimato por cualquier razón. Y ser la nueva millonaria del pueblo puede sugiere ejercer la discreción. De modo que la señora ha llevado el caso a los tribunales a ver si puede ganarlo y pasar de estrangis.

Quienes abogan por la «privacidad a cualquier precio» y afirman que «no venderían sus datos personales por un dólar, ni diez, ni mil» ahora tienen un dilema práctico de 560 millones de dólares – un poco como en el caso de aquella Proposición indecente de Robert Redford a Demi Moore en la película del mismo título que también «dividió al mundo». Spoiler: La pasta manda.

Lotería china

En China son más originales y encontraron un resquicio legal, de modo que hay gente que acude disfrazada de oso a recoger el premio. Si hay que recogerlo en persona se recoge; si hay que hacerse fotos, se hacen. La norma no dice nada de hacerlo disfrazado, y esa es la solución al dilema.

Todo parece apuntar a que a menos que la buena señora renuncie al premio no podrá mantenerse en el economato, que diría Gomaespuma. Pero bueno, con ese dinero puede pagarse un buen viaje y desaparecer por una larga temporada – aunque dicen sus abogados que no es eso precisamente lo que desea.

{Foto: Powerball (CC) Ross Catrow @ Flickr}

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*