Airbus anuncia una caja negra eyectable

Your ads will be inserted here by

Easy AdSense.

Please go to the plugin admin page to paste your ad code.

ADFR y CVDR de Airbus
ADFR (derecha) y CVDR de Airbus

Otra de las novedades de Airbus en Le Bourget 2017 es la presentación de dos nuevos modelos de cajas negras para sus aviones.

Se trata de cajas negras –que en realidad son naranjas– capaces de grabar los sonidos de la cabina y los datos de vuelo en un solo dispositivo, en lugar de hacerlo en dos dispositivos como viene siendo habitual hasta ahora.

Estos dispositivos combinados se denominan CVDR, de Cockpit Voice and Data Recorder, Grabador de Datos y Voces de la Cabina, y en el caso de los que ofrecerá Airbus, fabricados por L3 Technologies, tienen la capacidad de grabar hasta 25 horas de datos y audio. Airbus montará dos de estos dispositivos en los aviones de la familia del A320, uno en el morro y otro en la cola.

Esto aumenta el nivel de redundancia, ya que la práctica habitual –y lo mínimo que especifica la normativa– es montar sólo un grabador de datos y un grabador de voz por avión.

Your ads will be inserted here by

Easy AdSense.

Please go to the plugin admin page to paste your ad code.

Pero para sus aviones de largo radio, del Airbus A321LR en adelante, la empresa presenta otro modelo de grabador, el Automatic Deployable Flight Recorder (ADFR), Grabador de Vuelo de Despliegue Automático, que en términos menos técnicos es como una caja negra eyectable.

Así, a partir de 2019 los A350 montarán un ADFR en la zona de la cola y un CVDR en su parte delantera, aunque la empresa pretende ir ofreciendo la opción en los A321LR, A330 y A380. Más adelante es posible que también las instale en los A320.

La idea es que el ADFR sea expulsado del avión cuando sensores de a bordo determinen que la estructura ha resultado seriamente dañada o si detectan que en avión está a más de dos metros por debajo de la superficie del agua. El ADFR y su mecanismo de eyección será diseñados por DRS Technologies Canada Ltd.

El ADFR está diseñado no sólo para soportar la fuerza de un impacto a toda velocidad contra el agua y sobrevivir a éste sino que además está diseñado para flotar e incorpora una baliza localizadora que se pondrá a emitir señales automáticamente en cuanto el ADFR sea expulsado.

Esto facilitaría las tareas de recuperación cuando se pierde un avión sobre grandes superficies de agua, tal y como pasó con el AF447 de Air France o con el aún desaparecido MH370 de Malaysia Airlines.

Relacionado,

# Enlace Permanente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*